Una visita indiscreta a… La Fonda Mexicana, en Polanco

Este fin de semana tuve un desayuno con algunos miembros de mi familia, y acordamos como punto de encuentro un restaurante en Polanco, algo céntrico, rico y con sabor mexicano, ya saben, parte de lo familiar. Así fue como uno de ellos sugirió la Fonda Mexicana, lo que antes se conocía como la Fon

Este fin de semana tuve un desayuno con algunos miembros de mi familia, y acordamos como punto de encuentro un restaurante en Polanco, algo céntrico, rico y con sabor mexicano, ya saben, parte de lo familiar.

Así fue como uno de ellos sugirió la Fonda Mexicana, lo que antes se conocía como la Fonda de Santa Clara (desconozco si únicamente cambió de nombre o también de propietarios). La hora de reunión quedó a las 10:00 a.m.

Así que el sábado desperté y me puse en camino al restaurante, ¡Qué delicia son las calles de Polanco a las 9:30 de la mañana en fin de semana! Nada que ver con el caos acostumbrado que se vive entre semana, y bueno, ni tocar el tema de lo espeso que puede ser después de las 6 p.m.

Llegué al restaurante, dejé mi coche en el valet parking, y desde el momento que entré al lugar me recibió un caballero, muy atento preguntando si deseaba mesa, le dije que únicamente buscaría a unas personas, revisé el lugar, salí nuevamente y llamé a mi hermano, aliviado constaté que no estaba en un error cuando me contestó el teléfono y me dijo que venían en camino, que sí era ese día el desayuno.

Solicité a la hostess una mesa para 6 personas, en zona de fumar, algo agradable que este lugar tenga área de fumar ya que al parecer muchos establecimientos, específicamente en Polanco, han tenido problemas con las licencias de este tipo y ya no se permite fumar, ¡Ni en la banqueta!. La señorita me indicó mi mesa y no tardé en sentarme cuando ya estaba siendo atendido por una mesera, quien amablemente me sirvió una taza de café.

No tardaron en llegar mis familiares y nos proporcionaron el menú… ¡Bien! No sé si tenía hambre pero se me antojó todo, en general encontramos comida tradicional mexicana con algún toque innovativo o de clase, en mi caso, pedí unos huevos estrellados con salsa de queso, que vienen servidos sobre una sincronizada de jamón, queso y frijoles. Mientras los demás seleccionaban algo, tomé una pieza de pan dulce de la canasta para acompañar a mi café, muy buenos los dos por cierto.

Antes de llegar el plato solicitado, un par de meseros salieron a la terraza con un carrito de fruta fresca (ya rebanada y en platos, no era precisamente como los ambulantes de jícama con chile) y nos ofrecieron fruta para comenzar. En mi plato pedí un poco de melón, manzana y piña, adicionalmente se le puede poner yoghurt, avena, cereal, o queso cottage ahi mismo. Cabe destacar que la fruta era en verdad fresca y jugosa, bien seleccionada.

El plato de desayuno, cuando llegó a la mesa, venía bien servido y se veía suculento, al mismo tiempo y por separado el mesero cargaba con un plato con tocino y nos ofrecía un poco del mismo como guarnición, independientemente de qué hubieramos pedido.

Puedo decir que el servicio fue excelente, hace tiempo no gozaba calidad de atención en un desayuno en restaurante (no sé, hay restaurantes que tienen excelente servicio, pero cuando vas a desayunar es otra historia, parece que todos se despertaron de malas, ¿No les ha pasado?) En cuanto a la comida, mi plato fue muy bueno, nada del otro mundo pero sí agradable, vale la pena. Pregunté a los demás qué tal estaba su desayuno y el resultado fue el mismo, muy rico, les creo porque hablaban poco y eso no es muy normal en mi familia.

En breve, desde la atención de valet parking, hostess, capitán de meseros, meseros, calidad de alimentos y selección de menú, ¡Una muy buena opción para desayunar en polanco los fines de semana! Ahhhh pero no se va libre de la crítica indiscreta, ya que en algún momento me levanté al baño, lástima… a veces dá coraje cuando los detalles así demeritan un poco todo lo demás, no es que estuviera de terror o que fuera imposible estar ahi, pero sí resultó un poco incómoda la mala imagen y austeridad que presentaba.

La Fonda Mexicana en Polanco (Ubicada en Homero #1910), ¡Sí la recomiendo!

Si conocen de algún tema que esté sucediendo por la zona (Polanco, Bosques, Lomas, Santa Fé) que sería bueno los demás supieran, o símplemente por el gusto de desahogarse, manden la información a El Indiscreto (indiscreto@masaryk.tv) y lo revisaré, posiblemente seas un indiscreto con información valiosa para los demás!

You May Also Like

Cena de gala del Mundial de Polo

Una espléndida cena de gala, realizada en el Club de Banqueros de la ciudad de México fue el cierre ideal para el Campeonato Mundial de Polo, celebrado por primera vez en nuestro país. El evento de clausura, a la altura del Deporte de los Reyes, contó con la presencia de personalidades de la polí
Read More