Pierre Casiraghi en el Beach Club de Montecarlo

Después de haber disfrutado de unos días de sol y playa junto a su novia, Beatrice Borromeo, en las costas portuguesas, Pierre Casiraghi también ha reservado un poco de su tiempo libre para estar junto a su familia.

El hijo de Carolina de Mónaco acudió al Beach Club de Montecarlo junto a su madre y su hermana pequeña, Alejandra, para combatir los calores estivales con un buen y prolongado chapuzón. En esta ocasión, Pierre ejerció de hermano mayor con la niña y se mostró muy cariñoso con ella.

No sólo estuvo pendiente en todo momento de la seguridad de Alejandra sino que participó, como uno más, de sus juegos infantiles y de los de sus amigos. La hija pequeña de la princesa Carolina y de Ernesto de Hannover ya se revela como una magnífica nadadora y en la piscina del exclusivo club monegasco parecía sentirse como pez en el agua. Muy segura de sí misma se tiraba desde diferentes torres y trampolines instalados en el recinto, siempre bajo la atenta mirada de su hermano mayor.
Aunque entre tanto juego y horas de sol y agua, Carolina de Mónaco no descuidó a su pequeña y estuvo atenta para que no le faltara abundante protección solar debido a su corta edad y a la piel excesivamente clara y delicada de la niña. Así pues, se pudo ver a Alejandra lanzarse a la piscina y jugar sin quitarse en ningún momento una llamativa y moderna camiseta fucsia que le cubría el torso para evitar posibles quemaduras solares.