El Cielo brinda la mejor inspiración para un Altar de Muertos

1 Shares
1
0
0

Maridajes excepcionales para recordar los mejores sabores y a quienes nos enseñaron a disfrutarlos

La celebración del Día de Muertos representa la forma en que los mexicanos entendemos la vida y la muerte, una celebración a la memoria y un ritual que privilegia el recuerdo sobre el olvido.

La Vinícola El Cielo es una empresa mexicana que respeta y rinde homenaje en esta fecha tan especial para nuestro país y en donde el vino mexicano no puede faltar. La intención es llevar a la ofrenda los platillos típicos que a nuestros seres queridos que se nos adelantaron en el camino, les gustaban en vida, haciendo el maridaje perfecto con excelentes vinos y sorprenderlos con las nuevas cosechas.

Uno de los platillos clásicos para estas celebraciones son los tamales, presentes en todos los estados de la República, y para los que El Cielo sugiere los siguientes maridajes:

Los tamales verdes maridan muy bien con el Cassiopea (Sauvignon Blanc)servido a 8°C de temperatura, con agradable carácter frutal donde predominan notas cítricas, con gran equilibrio entre sus componentes y con final medio largo. O Capricornius (Chardonnay), servido igualmente a temperatura de 8°C, con aromas de piña, cítricos, guayaba y nuez moscada. Gracias a su estancia en barrica, presenta aromas a café y vainilla; con un equilibrio entre sus componentes y un retrogusto prolongado y muy elegante.

Para los tamales de mole, Galileo (Tempranillo) servido a una temperatura de 17°C es el ideal. Es poseedor de aromas frutales como ciruela, grosella y cereza, así como, romero, café, coco y cajeta. Excelente balance entre taninos, acidez y alcohol.

Otro plato característico es la cochinita pibil que marida perfecto con G&G by Ginasommelier Rosé, con varietales de Zinfandel, Malbec y Sangiovese servido a una temperatura de 12°C.  Se perciben delicados aromas de durazno, cítricos especialmente toronja y lima con notas perfumadas de fresas y flores blancas. Es fresco, equilibrado, seco y con una agradable permanencia media en boca. Este delicioso vino es ideal para comida mexicana poco picante.

Los mixiotes de cordero es otro plato típico de México que no pueden faltan. Perseus con uvas Nebbiolo y Sangiovese, servido a una temperatura de 17°C es el maridaje sugerido para este guiso de carne con un sabor predominante. Este tinto es poseedor de notas a tierra mojada, trufa, frutas rojas y negras, de gran estructura, redondo en boca y una larga permanencia.

Orión, con varietales de Tempranillo, Grenache y Merlot y servido a una temperatura de 17°C es muy recomendable para maridar con platillos a base de carne como estofados, cortes de res al grill, carnes de caza, borrego y comida mexicana condimentada.  Se perciben aromas a grosella, frambuesa, moras, higo, chocolate, café tostado, dulce de leche, avellana, vainilla, canela y nuez moscada. En boca tiene un ataque medio alto y una excelente astringencia en sintonía con los demás componentes y con un posgusto largo.

La mejor manera de celebrar la vida de los que nos enseñaron a gozarla y de los que vivimos en estos momentos es la misma, disfrutar con los maridajes de vinos de bodega El Cielo, orgullosamente mexicanos y que enriquecen nuestra cultura.

You May Also Like