Jelly with strawberries and cream.

¡Postres con sabor europeo que no necesitas hornear!

Con estos postres sencillos y divertidos no tendrás que preocuparte por sofocar tu casa con el horno.

¿Estás buscando postres que sean deliciosos y sencillos de preparar? ¡Estás en el lugar indicado! Aquí te daremos dos increíbles recetas de postres que no necesitas hornear y que son ideales para sorprender a tus amigos o pasar una tarde divertida con los más pequeños de la casa.

Cuando decimos que no necesitarás hornearlos hablamos en serio. Para hacer estos postres no es necesario prender ni tener un horno. Al pasar más tiempo en casa mucha gente se ha aventurado a preparar estos postres ¡con increíbles resultados! Los ingredientes pueden variar de acuerdo a tu gusto, pero ¡qué mejor opción para el postre que la fruta! Sobre todo, si proviene de la Unión Europea (UE). Cerezas, duraznos, manzanas y fresas son solo algunos ejemplos de la amplia variedad que ofrece la UE para nutrir nuestros cuerpos con productos seguros. Muchos incluso fueron cosechados de manera orgánica con un manejo responsable del suelo y las plantas, con un uso limitado de fertilizantes, herbicidas y pesticidas artificiales.

mix of fresh fruits as background, top view

El sello orgánico de la UE da una clara identidad visual a los alimentos y bebidas de origen orgánico que fueron producidos en la Unión Europea. Esto ayuda a los consumidores a identificar los productos orgánicos fácilmente y, a su vez, ayuda a los agricultores a vender sus productos dentro y fuera de la UE. Esta etiqueta solo puede ser usada en productos que estén certificados por agencias u organismos reguladores oficiales. Esto significa que cualquier producto con el sello orgánico cumple con las estrictas condiciones de producción, procesamiento, transporte y almacenamiento. El sello orgánico se utiliza únicamente en productos que contengan al menos un 95% de ingredientes orgánicos y el 5% restante cumple rigurosas normativas adicionales. El mismo ingrediente no puede ser presentado en formato orgánico y en no orgánico.

Junto al sello orgánico de la UE debe aparecer un código numérico del organismo certificador y del lugar en el que la materia prima fue cosechada.

Colores, sabores y olores: los beneficios básicos que protege la UE

Las frutas representan un mundo de posibilidades, y las puedes disfrutar a mordidas o en ensaladas, en mermelada con un poco de pan o como el ingrediente principal de deliciosos postres tales como los gelatos italianos. Siempre hay opciones para deleitarnos con la jugosidad de la fruta. Por ejemplo, si tus amigos te visitan de sorpresa con sus pequeños y quieres ofrecerles algo rico pero sencillo y en cinco minutos, puedes preparar unas chamoyadas de fresa para refrescar la tarde de diversión que les espera. Elige fresas croatas cuyo singular sabor dulce está garantizado gracias al clima de su país de origen, que es cálido y soleado por las mañanas, pero fresco de noche. Como con cualquier otra fruta europea, las fresas pasan por un proceso de verificación para garantizar que estén por debajo de los límites máximos de residuos, un proceso rápido y eficaz gracias a la trazabilidad de los productos frescos de la UE.

Un clásico colorido y atemporal: gelatina de frutos rojos

Esta deliciosa gelatina es sencilla y ¡súper llamativa! Sin duda se verá muy sofisticada en tu mesa. Para lograr las impactantes tonalidades y jugosos sabores, los agricultores de la Unión Europea aprovechan el privilegiado clima de sus regiones para otorgarles cualidades específicas a sus cosechas.

Ingredientes

  • 1 paquete de gelatina en polvo sabor limón (base de agua)
  • 1 paquete de gelatina en polvo sabor vainilla (base de leche)
  • 1 litro de leche de vacas holandesas
  • 1 litro de agua
  • 1 taza de fruta picada.
  • Te recomendamos fresas de Croacia, manzanas de Polonia, un delicioso durazno griego, peras italianas, frambuesas finlandesas y cerezas de los bosques suecos que, además de otorgar un elegante color y especial sabor, son cosechadas con las mejores prácticas agrícolas, las cuales garantizan su alta calidad.
Homemade Layered Berry Gelatin Mold Ready to Eat

Elaboración

  • Calienta un litro de agua. Cuando hierva, agrega el paquete de gelatina de limón y disuelve. Aparta del fuego y deja enfriar.
  • Una vez tibia la mezcla, vierte en un molde grande (pero reserva un poco) y refrigera hasta que cuaje. Cuando esté firme, añade las fresas croatas, manzanas polacas, el durazno griego, la pera italiana, las frambuesas finlandesas y las cerezas suecas picadas (guarda algunos cuadritos para decorar) y vierte poco a poco el resto de la mezcla de gelatina líquida. Refrigera de nuevo.
  • Calienta el litro de leche y añade el paquete de gelatina de vainilla, revuelve y retira del fuego cuando esté a punto de hervir. Deja enfriar y cuando esté tibia viértela en un molde. Refrigera.
  • Una vez cuajadas las gelatinas, desmolda en una bandeja. Coloca la gelatina de vainilla como base y la de limón encima. Decora con la fruta que reservaste y ¡tu postre estará listo para disfrutarse!

Una torre de sabor: pay en domo de limón y naranja

Este increíble pay no solo dejará a tus invitados con la boca abierta por su peculiar forma, sino también por su ¡espectacular sabor! El sabor concentrado de cítricos como la naranja y el limón se debe a las técnicas respetuosas con el medio ambiente que implementa la UE como el uso mínimo de pesticidas o sustancias químicas. Este postre no se prepara tan rápido, pero ¡qué bien luce!

Ingredientes

  • 1 jugosa naranja proveniente del soleado Portugal, en rodajas
  • 1⁄4 de taza de exquisito jugo de naranjas portuguesas y un poco de ralladura
  • 2 limones españoles en rodajas
  • 1⁄4 de taza de jugo de limón y su ralladura
  • Agua
  • 1 cucharada de bicarbonato de sodio
  • 1 taza de azúcar las cálidas tierras francesas
  • 2 cucharadas de gelatina sin sabor
  • 1 taza de leche evaporada de vacas austriacas
  • 1 taza de leche condensada
  • 1 barra de queso crema de Irlanda
  • 1 gota de colorante para alimentos amarillo limón
  • 1 gota de colorante para alimentos naranja
  • Crema batida alemana
  • Crujientes biscochos griegos

Elaboración

  • Coloca las rodajas de naranja y limón en una olla con agua. Agrega el bicarbonato y deja hervir.
  • En otra olla coloca las rodajas con agua y azúcar. Cubre y deja hervir.
  • Luego, coloca las rodajas en una bandeja y espolvorea con azúcar. Deja reposar.
  • Mezcla la gelatina con el agua y permite que se hidrate (cuando llegue el momento de usar esta mezcla puedes disolverla en el microondas).
  • Harás dos mezclas. La primera es la de limón, para la cual debes verter media taza de leche evaporada y media taza de leche condensada, el jugo y la ralladura de limón, media barrita de queso crema y la gota de colorante en la licuadora. Luego añade la mitad de la gelatina disuelta.
  • Para la mezcla de naranja vierte el resto de las leches, el jugo y ralladura de naranja, la otra mitad del queso crema y la gota de colorante naranja en la licuadora. Luego añade la otra mitad de la gelatina disuelta.
  • Cubre el interior de un tazón grande con plástico para envolver y acomoda las rodajas de limón y naranja hasta cubrir todo el tazón.
  • Coloca una capa de crema batida encima de las rodajas, vierte un poco de la mezcla de limón, luego haz una capa de galletas.
  • Repite este proceso alternando las mezclas cítricas y las galletas hasta que hayas cubierto todo el tazón.
  • Cubre con el plástico para envolver y refrigera por 4 o 5 horas.
  • Desmolda el domo en una bandeja y ¡disfruta!

Si quieres saber más sobre las jugosas frutas de la UE, visita bocadosdeeuropa.mx. Descubre más recetas y datos curiosos en la cuenta oficial de Facebook e Instagram @bocadosdeeuropa

You May Also Like