ACE nos habla sobre mitos y realidades de los papás primerizos.

0 Shares
0
0
0

Una de las mayores satisfacciones que puede experimentar una mujer es el hecho de convertirse en madre, a pesar de sentir un sinfín de emociones y sentimientos, el miedo y la incertidumbre juegan un rol muy importante en cómo será la mejor manera de criar a los hijos.

Es fundamental tener especial cuidado y acompañar al recién nacido durante su primer mes de vida por su alta vulnerabilidad. Es por esto que a lo largo de los años se han desarrollado historias, consejos y mitos sobre el cuidado de los bebés que se han pasado de generación en generación. El Nuevo Ace Suave y Delicado te comparte algunos de los mitos y realidades más comunes para padres primerizos; sin embargo, es importante que siempre que tengas alguna duda, consultes con tu pediatra o doctor de confianza.

A continuación mitos y realidades sobre el cuidado del bebé.

Abrígalo mucho para que no se vaya a resfriar.

Falso. Un bebé está en pleno desarrollo de su sistema inmune y es por eso que es importante mantenerlos a temperaturas óptimas, ni muy abrigados ni muy descubiertos. Ahora bien, para bebés que nacen prematuros, es cierto que no hacen termorregulación y se recomienda abrigarlos un poco más que a los mayores, pero sólo un poco más porque el hecho de abrigarlo de más puede generar desesperación e inclusive fiebre.

El recién nacido debe dormir boca arriba.

Verdadero. Es importante que durante los primeros meses de nacido el bebé duerma en posición boca arriba para reducir la posibilidad de muerte súbita. 

Rapar al bebé para que el pelo engruese y crezca más abundante.

Falso. El pelo de un bebé recién nacido se caerá en unas semanas al nacer al ser muy delgado. El hecho de raparlo no hace que el pelo crezca más grueso o abundante ya que esto depende fundamentalmente de la herencia genética. 

Al tener un bebé recién nacido no se pueden tener mascotas en la casa.

Falso. Las mascotas pueden, aparte de ser una excelente compañía para ayudar en el desarrollo del bebé, mejorar su sistema inmune. Inclusive se cree que su convivencia puede significar que los bebés corren menos riesgo de contraer enfermedades como alergias o asma.

Se debe lavar la ropa nueva y sábanas o cobijas del bebé antes de ponérsela.

Cierto. Es primordial lavar la ropa, juegos de cama e incluso peluches antes de que estén en contacto con el bebé. Estos objetos pueden impregnarse de sustancias químicas en su proceso de fabricación y están expuestos a bacterias que, al estar en contacto con tu bebé, podrían irritar su piel. Pensando en este tema del lavado, Ace desarrolló el Nuevo Ace Suave y Delicado, un detergente que ofrece la misma limpieza Ace contra las manchas que ya conoces, pero ahora con una fórmula dermatológicamente probada y ademásaceptado por la Fundación Mexicana para la Dermatología.

You May Also Like