Saltar al contenido

La cena negra en Moxi, placer para los vivos en Día de muertos

El placer para los vivos en temporada de muertos, que oportunidad se le presenta a Bruce James y su equipo para recordar que solo se vive una vez y que hay que disfrutar al máximo nuestro camino por este mundo. ¡Y vaya que lo lograron¡ Una vez más la noche más esperada en San Miguel de Allende se lleno de arte, exquisita gastronomía y personalidades espectaculares. En esta colaboración hablaré sobre el arte del arte en esta experiencia.

Cena Negra en Moxi.

Desde hace ocho años, la Cena Negra del Hotel Matilda se ha convertido en un referente gastronómico no solo a nivel nacional sino a nivel internacional, prueba de ello es que este 2019, el 65% de los asistentes eran extranjeros, ataviados en espectaculares outfits ultra fashionistas, aunque los nacionales no quedaron atrás, glamour y belleza por doquier.

Cena negra.

Como ya es un must en Matilda, el arte toma un papel primordial, siendo el vehículo para que esta experiencia brille y triunfe por todo lo alto. Al entrar al hotel, un canterero de Casa Armida se encontraba trabajando en una gran pieza de piedra magistralmente trabajada, la cual al final de la noche se convirtió en una espectacular calavera, siendo una vez más la creatividad de Luis Fabián Flores, Director Creativo de Casa Armida, un WOW moment para todos los invitados.

Pieza elaborada por Casa Armida.

Al llegar al lobby, que fue intervenido al máximo esplendor ¡PUM¡ dos pantallas gigantes con espectaculares imágenes elaboradas por el talentoso artista, Omar Arcega, el nombre de la instalación “Camino al Mictlán”, recordándonos el viaje al inframundo de los mexicas que duraba cuatro años, donde al final, luego de haber superado todos los obstáculos, el alma del difunto era recibida por Mictlantecuhtli y Mictlancihuatl, las deidades del inframundo, quienes le anunciaban el final de sus pesares, una visión moderna y genial en blanco y negro de secuencias estroboscópicas, resultado de una condición que tiene Omar en su ojo, según nos platicó durante la cena a los medios de comunicación.

Camino a Mictlán de Omar Arcega.
Omar Arcega.

Para continuar con el viaje en el mundo del arte de la “Cena Negra“, Luis Fabián Flores de Casa Armida, se encargó de realizar la decoración de la Mesa de Casa Dragones, en donde Bertha González y Rodrigo Peñafiel comenzaron a celebrar los diez años de la icónica marca de tequila.

El espectacular montaje de la mesa del creativo de Casa Armida, estuvo engalanada por figuras en mármol negro espolvoreadas de pétalos de cempasúchil en una composición única.

Casa Armida para Tequila Dragones.

De la gastronomía y la moda me encargaré en una próxima colaboración. En hora buena al equipo de Matilda y Moxi, no puedo esperar al año que entra.