Una lección de enoturismo del Observatorio de Valladolid ciudad amiga de la gastronomía y el vino

Esta mañana en San Miguel de Allende durante el conversatorio VINUM organizado por la Secretaria de Turismo de Guanajuato, Gabriel Ureta Alonso, Director de la Oficina de Enoturismo de Valladolid quiénpresentó ante más de cien empresarios relacionados con el turismo y el vino una interesante ponencia en la cual habló sobre el caso de éxito de esta ciudad expañola.

Como slogan: “Valladolid cinco sentidos, cinco denominaciones de origen“, diferenciador absoluto de esta región ya que tener cinco denominaciones de origen es un regalo.

“Quiero recalcar que como ejemplo y se los quiero decir a los aquí presentes es sumamente importante que los empresarios del sector hoy presentes estén siempre tomados en cuenta para que las cosas sucedan, en mi ciudad tenemos una oficina mixta, mitad gobierno y mitad empresarial. Nosotros como entidad mixta no hacemos nada sin los empresarios y así ponemos las ideas, siempre con ellos en mente“.

Gabriel relató ante un salón lleno: Creamos productos para que los visitantes vengan a nuestro destino. El inicio del enoturismo fue en el 2002. Valladolid es la capital de Castilla y León siendo la región más grande de España con 300,000 habitantes contando con una gastronomía espléndida. No tenemos playa ya que estamos en el centro del país como ustedes. De 2002 a este 2018 hemos crecido de una manera exponencial, el año pasado tuvimos 590,500 turistas con dos noches por visitante aproximadamente, casi un millón de noches de ocupación, un gran caso de éxito“.

Para los que no teníamos el dato Valladolid tiene cinco denominaciones de origen:

  • D.O. RuedaRueda. Reconocida el 12 de enero de 1980, fue la primera D.O. de Castilla y León.

  • D.O. Ribera del Duero.

  • D.O. CigalesCigales.

  • D.O. Toro.

  • D.O. Tierra de León.

“Para crear enoturismo hay que jugar con los diferenciadores, por ejemplo nosotros hemos trabajado con la diversidad en los paisajes de nuestra tierra, con la variedad de culturas, con la rica gastronomía, hemos organizado catas diversas, a ciegas, con chocolate, mezcladas con pláticas sobre jamón ibérico en nuestro caso por ser España,  etc“.

La región en 2002 contaba con 150 bodegas con los cuales comenzamos a hablar, casi ninguna quería hacer visitas, ellos querían vender y exportar, lo cual no nos correspondía directamente pero lo que si teníamos era a los visitantes que preguntaban constantemente por las visitas a las bodegas.  Repensamos nuestro proyecto e iniciamos con objetivos concretos, poco a poco fuimos convenciendo a las bodegas. Arrancamos un bus del vino, hablamos mucho con los productores como con  los guías turísticos, las enotecas urbanas, los museos y sobre todo determinamos la realidad actual del turismo enogastronómico a partir de las empresas integradas.

Ya ordenado el negocio ofrecimos visitas garantizadas, ya que era muy fortuita la oferta se hacían un día si, otro no, y a estas les pusimos puntos básicos, como pertenecer al Club de producto y sobre todo que tuvieran un horario fijo, esa era la garantía. Tener estacionamiento fue otro requisito importante así como disponer de tienda para venta, visitas en sábado y domingo y una visita en inglés los fines de semana“ nos dice Gabriel con una sonrisa de orgullo, ya que después de todo este trabajo, Valladolid es uno de los grandes centros enoturísticos de España.

“He de decirles que hay dos clases de clientes, los muy top que les gusta catar los mejores vinos de la bodega quienes llegan en auto propio y los visitantes curiosos que hacen la visita y llegan en bus, otro punto es que no les gusta recorrer más de dos bodegas en un día, hay que tener oferta y producto para todos“, informa Gabriel.

La oficina de enoturismo tiene una dirección de ventas que ofrece Valladolid como destino lo cual al incio  ayudaba a que nos escucharan. Asesoramiento directo para mejora de instalaciones, organización de jornadas de creación de producto, planes para formación de personal, etc.

Otro de los puntos importantes es que se creó y gestionó un newsletter y se formalizan acuerdos con AAVV online para el diseño y comercialización de ofertas enogastronómicas. Diseñamos paquetes enoturísticos, con museo, restaurante y alojamiento con un precio comisionarle que generalmente es del 20%. En este informe se incluyeron indicadores del turismo enogastronómico de nuestro observatorio turístico. Encuesta de oferta, encuestas de demanda e informe anual. Hay que estar en todo para que funcionen los proyectos.

En 2010 la oficina de enoturismo se convirtió en el departamento de Enoturismo. En 2018 pasamos a 228 bodegas a 78 visitables y 125,000 enotusitas con 20 millones de euros de derrama económica.

España tiene 27 rutas del vino con las cuales recibe tres millones doscientas mil visitas. De estas rutas cuales cuatro están en Valladolid  Penedes, Ribera del Duero y Jerez son las más visitadas. Las compras son muy importantes y generan una gran derrama económica, hay que tener una variedad interesante de productos para el shopping desde souvenirs hasta productos premium de diversas índoles.