MOËT & CHANDON CELEBRA LA 7ª EDICIÓN DEL ICÓNICO DÎNER EN BLANC

Copia de LuisHorta-0051 2
El pasado jueves 11 de abril, amantes del buen vivir en la Ciudad de México, se vistieron de gala en blanco para formar parte de la emoción, la alegría y el gusto que da compartir y convivir con amigos bajo la luna en uno de los eventos más exclusivos de la ciudad: Le Dîner en Blanc.

Moët & Chandon, tuvo doble razón para celebrar esta noche, la 7ª edición de este gran evento, y el 150º aniversario de Moët Impérial, el champagne insignia que ha personificado la grandeza de la maison desde 1869.

Sin duda, esta noche fue la mejor opción para festejarlo, en donde cientos de personas alzaron sus copas en homenaje a larga historia del champagne preferido en el mundo. La relación de Moët & Chandon con Napoleón, se remonta desde 1801 en donde gracias a la amistad entre Jean-Remy Moët y uno de los personajes más reconocidos de la historia es que se le llama “Moët Impérial” a este champagne.

Este año, el punto de reunión para invitados especiales y amigos de la marca fue el restaurante El Lago, en donde todos se dirigieron al lugar secreto: las legendarias Fuentes de Xochipilli, uno de lo secretos mejor guardados del Bosque de Chapultepec y el cual  sin duda alguna tuvo un papel protagónico en esta noche llena de sorpresas.

 

Moët & Chandon, patrocinador oficial del evento, estuvo presente con sus icónicos #MoëtMoment, brindando con Moët & Chandon Ice Impérial y agitando miles de servilletas al aire con los asistentes de este fabuloso evento. La frescura y personalidad de Ice Impérial lo hacen el champagne perfecto para celebrar momentos inolvidables.
Sumando al factor sorpresa y la espontaneidad que se vivió durante toda la noche, cientos de invitados posaron y compartieron su felicidad en redes sociales a lo largo de la velada. Con motivo de las celebraciones del 150ª Aniversario de Moët Impérial, un personaje caracterizado de Napoleón Bonaparte, visitó a todos los asistentes para divertir y enaltecer la velada acompañado de María Antonieta, haciendo de esta edición un tributo a la historia y tradición francesa.

Moët & Chandon ha encontrado a su pareja perfecta, pues al igual que la legendaria Maison de champagne, el Dîner en Blanc fue originado en Francia, cuna de las celebraciones más glamurosas y elegantes. Ambos tienen un estilo único e icónico, y comparten su afán de gozar experiencias inolvidables. Con el fin de enaltecer estos pequeños grandes momentos, es que Moët & Chandon se mantiene como uno de los aliados más importantes de este festejo.

Sin ser la excepción, esta séptima edición del Dîner en Blanc, fue sin lugar a duda una noche mágica, llena de momentos dignos de ser recordados y como todos los años, se superaron las expectativas, logrando una velada llena de diversión, risas, baile y cantos entre amigos, siempre acompañados del reconocido savoir faire de la Maison de champagne más querida del mundo.

#MOETMOMENT