Baja California se alista para la temporada de avistamiento de ballenas

0 Shares
0
0
0

A mediados de diciembre, y hasta la mitad del mes de abril, las aguas de Baja California Sur son testigos de uno de los espectáculos de la naturaleza más maravillosos: el avistamiento de ballenas.

La Paz es uno de los sitios más populares para el avistamiento de estos gigantes, ya que cuenta con un amplio abanico de operadores certificados que ofrecen el servicio, además de que no existen hoteles cercanos a las lagunas dónde estos mamíferos dan a luz, favoreciendo el avistamiento y contacto con estos animales.

La observación de los cetáceos en su hábitat natural puede realizarse a través de excursiones de medio día o de jornada completa en pequeñas embarcaciones llamadas pangas, también se hacen campamentos base e incluso cruceros durante la noche.

Ballena-Gris1

Cualquiera que sea la forma de observación, permite que el espectador esté rodeado hasta por 300 ballenas en cualquier momento del día durante la temporada de apareamiento y parto, por lo que no será difícil que alguna de ellas se acerque a las embarcaciones y saluden a sus visitantes.

En esta época, el el 90% de los cetáceos migran para abandonar el frío congelante del norte de América, para llegar a las aguas cálidas y poco profundas de la Península, que es considerada el destino más importante de la ruta por la que viajan las ballenas, ya que al arribar a este lugar se reproducen y nacen, de ahí que muchos turistas viajen a esta entidad para disfrutar un espectáculo natural único en el mundo.

La acentuada salinidad del mar provoca que el agua de los santuarios mantenga calientes a los bebés que nacen aquí, hasta que logran desarrollar una capa de grasa suficientemente gruesa para que sean capaces de sobrevivir en las heladas aguas del norte.

F.BALLENA-5111

Se cree que esta es la caravana de migración más larga del mundo de cualquier mamífero y además la más concurrida, 11 especies de ballenas conocidas en el mundo la realizan, ocho llegan a costas mexicanas en un viaje de seis meses de duración con parada final en aguas mexicanas, principalmente en Puerto Adolfo López Mateos y Puerto San Carlos.

Oculta en la Península de Baja California Sur, aproximadamente a 135 kilómetros al norte de Cabo San Lucas, en el Mar de Cortés, La Paz es la puerta de entrada a uno de los ecosistemas más ricos y maravillosos del mundo, declarado Patrimonio de la Humanidad y llamado “El Acuario más grande del Mundo” por el biólogo marino francés Jacques Cousteau.

You May Also Like