Carlos Monsiváis en 10 recordadas frases

El escritor y ensayista mexicano nacía un 4 de mayo de 1938. Te compartimos algunos de sus más celebrados pensamientos.

El 4 de Mayo de 1938 nacía Carlos Monsiváis Aceves, uno de los más grandes escritores mexicanos contemporáneos, reconocido por su capacidad crítica y su estilo particular.

Creador de obras admirables como «Días de guardar» y «Escenas de pudor y liviandad» e investigador del Instituto Nacional de Antropología e Historia de México, fue un agudo observador de este tiempo, llegando a ser confundador y director de varios diarios en nuestro país.

Aquí algunas de sus citas más recordadas:

 

«O ya no entiendo lo que está pasando o ya pasó lo que estaba yo entendiendo».

«No puedo hacer un resumen de mi vida, porque está conformada por varias épocas y circunstancias, libros, amistades y pleitos, y eso, sólo admite resúmenes parciales».

«El insomnio no es buen consejero. Lo único que permite ver con claridad son las consecuencias de la falta de sueño, y esa obviedad nulifica pensamientos y sentimientos».

Carlos Monsiváis (izq.) junto a Octavio Paz.
Carlos Monsiváis (izq.) junto a Octavio Paz.

«¿Cómo detener en las clases populares la violencia contra los niños que con tanta frecuencia culmina en el asesinato, sin erradicar la miseria extrema y sin intensificar el proceso educativo? ¿Cómo evitar que el machismo proveniente de la pobreza y de la costumbre se sacie y se reproduzca en la esfera doméstica?».

«Somos aquello en lo que creemos, aún sin darnos cuenta».

«Todo lo intenso debe ser efímero».

La política es el arte de vender simultáneamente el gozo de la estabilidad y la paranoia ante el caos.

«México es la ciudad en donde lo insólito sería que un acto, el que fuera, fracasase por inasistencia. Público es lo que abunda, y en la capital, a falta de cielos límpidos, se tienen, y a raudales, habitantes, espectadores, automovilistas, peatones».

«Muchos dicen que han cumplido con su deber, y a mí, me da mucho gusto no haber cumplido ni con la mínima parte de él, para desgracia o fortuna de esta patria».

«Si nadie te garantiza el mañana el hoy se vuelve inmenso».

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

You May Also Like