Apología de una ciudad mediterránea

Catedral

Casi en la frontera con Francia, al borde del mítico mar Mediterráneo y bajo la luz del sol de Cataluña, se encuentra la ciudad que vio nacer a poetas y artistas como Gaudí, Dalí, Miró y Serrat.

Sí, Barcelona es la ciudad en donde uno se siente como en casa por su gente amable, por su cultura y por su enorme elegancia.

Santa María del Mar, Las ramblas, Rambla de Cataluña, Barrio Gótico, Museo Picasso, La Sagrada Familia, son sólo algunos de los mágicos lugares en donde la belleza deposita su gracia en Barcelona, y con los cuales se convive cotidianamente.

Al caminar por sus calles en donde se respira historia y modernidad, quietud y movimiento, tranquilidad y diversión; se siente que en cualquier momento un gran encuentro pude ocurrir.

La magia de Barcelona está dispuesta siempre a hacer la vida más positiva, más elocuente, más elemental.