Mucho show y pocas nueces, ¡hay que decirlo!

Rihanna, Larry Donas, Paty Cantú y Wisin & Yandel en la columna Polvo de estrellas de Mónica Maristain.
0 Shares
0
0
0

Muchas cosas se dijeron de la cantante barbadense Rihanna, entre ellas que iba a morir pronto y mal, siguiendo el camino de la malograda artista inglesa Amy Winehouse. Por lo pronto, la voluptuosa morena se muestra saludable y, en apariencia, mucho mejor que tiempos ha cuando salía llevar de festichola con Katy Perry, causando con ello la furia de Russell Brand, el ex marido de su mejor amiga.

 

Lo que pocas veces se dice de Rihanna, quien parece haber dejado atrás su obsesión por el golpeador Chris Brown, es lo bien que canta.

 

Muestra de ello es su reciente colaboración con otro grande, el rapero Eminem, quien reapareció por todo lo alto con su tema “Monster”, perteneciente al disco The Marshall Mathers LP 2.




 

Así que las cosas van muy bien para la bella de Barbados a quien le ha salido un inesperado pretendiente: nada más ni nada menos que el plusmarquista jamaiquino Usain Bolt, quien se enamoró de la artista luego de verla bailar twerking.

 



 

No sabemos qué dirá la muchacha, pero mientras tanto nos alegra verla bien, alejada de las tormentas de los excesos y sobre todo de aquellos que amenazan con pegarle una trompada en pleno rostro, como lo hiciera Brown en días olvidables.

 

Muy lejos de la industria musical, tal vez en la cola de eso tan difuso llamado mainstream, Universal Music anunció la salida del disco de Larry Donas, el fenómeno social de Internet que, desde Mexicali y con la ayuda de Espinosa Paz, intentará sostener la fama que lo sorprendió de un día para otro y que indudablemente le cambió la vida.

 

Seamos sinceros: no nos vamos a llevar el disco Larry El Donero a una isla desierta, pero tampoco le desearemos mal al joven de la colonia Solidaridad que acaba de firmar un contrato con una multinacional por tres discos, cantando la música regional mexicana mucho mejor que algunos de los que buscan suerte en La Voz México.

 

Precisamente, del mencionado programa de concursos hay mucho para decir. Por lo pronto, qué feo cantan casi todos los participantes. Una más: ¿Qué puede enseñar Paty Cantú? Yendo más lejos: ¿Quién es Paty Cantú? ¿Alguien conoce a Wisin & Yandel más allá de su tía y parientes cercanos?

 

No vale destacar que La Voz es uno de los programas más vistos del domingo a la noche en México, porque los domingos a la noche en México son tiempos de bajón, de querer suicidarnos con una tortilla de maíz o un chile ancho. ¿Qué no haríamos para tratar de vencer esa sensación de angustia pre-lunes que nos invade a la mayoría de los adultos jóvenes en las sociedades modernas de nuestro descontento?

 

De suicidio se habló mucho esta semana, a través de un informe que destacó la costumbre de muchos jóvenes mexicanos de terminar con su vida y anunciarlo antes por las redes sociales. El tema es serio y de salud pública, tanto que levantó la alarma de los principales noticieros televisivos.

 

Más frívola fue la noticia derivada de un informe mandado a hacer por la editorial Penguin Random House y que determinó que la promocionada y muy vendida trilogía de la autora británica E.L.James, 50 sombras de Grey, cambió las costumbres sociales de las mexicanas, quienes ahora usan con más esmero esposas y látigo para ayudarse en las artes amatorias.

 

Así está el mundo del espectáculo. Mucho show y pocas nueces, hay que decirlo.

 

You May Also Like