Saltar al contenido

Mis comentarios sobre el estreno de »La Inauguración»

Difícil es toparse con una obra de teatro que sea una crítica social que te ponga a pensar, pero a la vez sea tan disfrutable como la más ligera de las comedias, esto pasa con “La Inauguración”.

 

Dirigida por el talentoso actor francés David Psalmon y con un elenco encabezado por una excelente Nailea Norvind, quien con este proyecto demuestra ser una actriz multifacética y cada vez más consolida como uno de los mejores talentos actorales que tiene México, es una bocanada de aire fresco que te hace disfrutar su hora y media de duración.

 

La historia original escrita en 1975 por Václav Havel, dramaturgo y primer Presidente de la República Checa, cuenta la historia de Michael (Hernán Mendoza) y Vera (Nailea Norvind) quienes invitan a su amigo Ferdinand (Sergio Ramos) a la inauguración de su nuevo departamento, a lo largo de la velada intentan hacerlo comprender  lo importante que son los bienes materiales, lo que significa el ser feliz y exitoso, todo esto visto desde la imagen estereotipada de una sociedad dominada por los mensajes que los medios difunden de lo que es correcto. Michael y Vera no dan opción a dudas, lo que ellos representan es lo correcto y harán todo lo posible por hacer que después de esa noche Ferdinand no tenga otra opción que ser como ellos: un borrego más manipulado por lo que dicta la sociedad de la apariencia.

 

Escrita hace 38 años el texto no pierde vigencia, al respecto David Psalmon comenta: “Me encantaría que esta obra perdiera su vigencia, significaría que vivimos en un mundo distinto del cual vivimos. Escrita en Republica Checa en el 75 contra un México en el 2013 parece que fue escrita ayer y por una persona que vive en una sociedad similar a la nuestra. Este trabajo me hace apreciar al público mexicano y su gran capacidad de reírse de sí mismo, es una obra tan cruel, tan cínica, un golpe al hígado, una comedia nada ligera, que duele, pero nos seguimos riendo de eso”

 

Sobre su trabajo en este montaje y la temática de la obra platicamos con Nailea Norvind y nos dio sus puntos de vista: “Para mí es muy importante hacer teatro, me han tocado directores muy diferentes y es padre cuando son tan radicalmente distintos ya que exigen algo nuevo en ti. Siempre busco no repetirme, salirme de una zona de confort, que cada papel no sea el mismo al anterior y poner atención en el director con el que trabajo para poder confiar en él para así soltarme y explorar un poco más.”

 

“Te mentiría si dijera que no me importa la imagen, con esto no estoy pensando en cómo me voy a ver, sino a la larga cómo qué  tipo de actriz me están ubicando. He dedicado una gran parte de mi carrera a salirme de las etiquetas y los esquemas, me he ocupado de ser una actriz no solo de medio en particular, sino de donde se me requiera y creo que lo logré. He dedicado mi vida  a demostrar que no hago las cosas por dinero, que las hago por amor, por verdadero interés y pasión,  por eso hace uno teatro, porque realmente sabes que ganas otras cosas que para mí son más valiosas” agregó Nailea.

 

Una propuesta diferente, muy bien dirigida y con un casting en el que pareciera que cada personaje se creó para el actor que lo interpreta, se presenta todos los miércoles a las 9pm hasta el 30 de Octubre en el Foro Shakespeare ubicado en Zamora 7 en la Condesa.

 

*Carlos Valadez Leal

Licenciado en ciencias de la comunicación. Ha sido director de cuentas  de reconocidas agencias de publicidad, así como productor y actor en más de 14 puestas en escena. Cuenta con estudios en narrativa, creación literaria, apreciación del arte, cine y mercadotecnia.