La nueva historia olfativa de Fan di FENDI

FENDI Eau Fraiche se renueva con notas frescas y chispeantes.
0 Shares
0
0
0

 

Fendi acostumbrado a reinterpretar sus míticas piezas, reinventa su fragancia  Fan di FENDI que promete conquistar el mercado de las fragancias.

 

Después de Eau de Parfum, Eau de Toilette y Eau de Parfum Extreme, Fan di FENDI Eau Fraiche reinterpreta su composición olfativa con notas radiantes, alegres y optimistas.

 

Fan di FENDI  Eau Fraiche fue desarrollada por François Demachy, director de desarrollo olfativo de LVMH junto con los perfumistas Delphine Lebeau-Krowiak y Benoit Lapouza. 

Es una fragancia floral que lleva una nota generosa de té verde Sencha que realza la sensualidad de la fragancia.

 

Las notas:

 

Esta fragancia audaz y alegre abre sobre una estela chispeante y fresca de cítricos italianos llenos de luminosidad: la bergamota y el limón de Calabria. Mientras el cardamomo de Guatemala aporta una nota especiada y vibrante, una nota multifacética, irresistible y adictiva. 

 

En las notas centrales, la elegancia aromática del acorde de té verde Sencha, extremadamente distinguido y estimulante, aporta una energía suplementaria a la composición. Su frescor radiante trasciende el ramo de flores blancas y solares, toque de sensualidad indispensable de Fan di FENDI Eau Fraiche. El absoluto de flor de azahar y el jazmín Sambac aquí expresan con sutileza la transparencia de sus pétalos.

 

En las notas de fondo, la estela ofrece un halo de seducción sutil y radiante con tonalidades amaderadas. El absoluto de mate, con sus acentos de té, tabaco y humo, responde con elegancia a la nota de Sencha. La madera de cedro de Texas confiere refinamiento y personalidad, mientras los almizcles suaves y sedosos aportan resplandor y gracia a la composición. 

 

El frasco

El frasco original, tallado en un bloque de vidrio con diseño arquitectónico, considerado como la joya más fresca de Fan di FENDI. 

 

La hebilla icónica Fendi Forever -la doble F emblemática del bolso Baguette- se viste de color verde claro delicado y luminoso, bordado con un ribete plateado. Tras la transparencia del vidrio, la fragancia se torna color jade, expresión vibrante de frescor, delicia y resplandor.

 

Fiel al espíritu FENDI, la tapa, que evoca el cierre del famoso bolso Peekaboo, se vuelve translúcida transmitiendo una sensación de liviandad.

 

Como último detalle, la caja amarilla, color legendario de la casa Fendi, es iluminada por una elegante cinta en color verde.

 

You May Also Like