El ABC de los vestidos de novia

El vestido de novia es y será una de las cartas más fuertes en la planeación de una boda.
0 Shares
0
0
0

El vestido de novia será una de las experiencias más emotivas del proceso de una boda, sin embargo el camino puede complicarse en diferentes momentos de la búsqueda. Aquí los consejos de una experta en novias! 

Claudia Meroño coordinadora de bodas y especialista en toda la planeación comparte con nuestros lectores todo lo necesario de principio a fin para disfrutar al máximo el antes, durante, y después tu vestido de novia.

 

-No busques vestido hasta no definir: la fecha, el lugar y el estilo de la boda. No querrás acabar con un vestido de seda muy amplio para usarlo en una boda semiformal en playa. 

-Toma en cuenta que la mayoría de las casas tardan entre 4 y 8 meses en entregar un vestido, sobre todo si se trata de un diseño exclusivo. 

-Antes de iniciar la búsqueda, define tu presupuesto. Recuerda que el ajuar de la novia incluye: vestido, velo, zapatos, ropa interior y tocado.  Considéralo así para que no gastes de más. 

-Prepárate para la búsqueda. Revisa fotos de eventos en los que salgas con tu novio y busca con que altura de tacón te ves mejor junto a él. Lleva ese estilo de zapatos a las pruebas y veas como se verá el vestido así. Después puedes mandar hacer los zapatos a la misma altura sin problema. Trata de ir solo a 2 o 3 tiendas el mismo día, de esta manera no olvidarás los detalles y será más fácil recordar que te gustó más de una u otra.

-Ve de compras acompañada de 1 o 2 personas que sabes te darán su opinión de manera sincera. Ir con un grupo muy grande solo hará el proceso muy cansado y la decisión más difícil. 

-Acude a lugares de los que tengas buenas recomendaciones. Una planeadora de bodas, te podrá ayudar a saber quienes son confiables y quienes solo te darán dolores de cabeza. 

-Es muy importante mencionar tu presupuesto al llegar a la tienda; no te pruebes ningún vestido que esté fuera de éste. Si usas un vestido de un costo muy elevado solo por: “ver como se ve”, será muy complicado que te guste un vestido más económico y puede convertirse en una pesadilla encontrar el vestido adecuado. 

-No mientas en la fecha de tu boda. Algunas novias no dicen el día real para asegurar que el vestido esté en tiempo, NO LO HAGAS, necesitarás que los ajustes finales se hagan una semana antes de la boda y la tienda debe programar tu cita y distribuir su carga de trabajo. Al visitar a un profesional, tu vestido estará a tiempo y lucirá perfecto. 

-No olvides, conservar tu estilo.

-Además de hermoso, tu vestido debe ser cómodo. Lo usarás al menos 8 horas seguidas en las que tendrás que caminar, bailar, ponerte de rodillas y abrazar a muchas personas. 

-Antes de pagar el vestido pregunta las políticas de cancelación o devolución. Procura pagar con tarjeta de crédito, será mas fácil que te hagan la devolución si cambias de opinión.

-Asegúrate que en la última prueba de vestido te acompañen tu daba de honor o consultora de boda para que sepan como deben ponerte el vestido.

-Considera que al menos 2 personas deben ayudarte a vestir. Puedes contratar a alguien de la casa en dónde compraste el vestido; considera que la ayuda de tus amigas es buena, pero si están ya maquilladas al momento de vestirte, podrán manchar tu vestido. 

-Si el vestido se ensucia de polvo o tierra en el traslado al lugar de la ceremonia religiosa, sacúdelo con un trapo blanco, no lo mojes ya que le mancha será peor. Si no logras quitarlo humedece un trapo con agua mineral y un poco de pinol y talla la mancha, con ésto la eliminarás.  

-Si tu vestido se mancha de maquillaje indeleble o tinta, es imposible quitarlo sin un proceso de lavado, lo mejor será que tengas a la mano un barniz de uñas de un color lo más parecido posible y pintes la mancha.  Así tus invitados no lo notarán.

-Después del gran día, debes mandar el vestido  a una tintorería especializada. Además de limpiarlo y dejarlo como nuevo, te pueden ofrecer diferentes formas de conservación. Lo ideal es empacado en caja al vacío, esto permitirá que lo guardes por mucho tiempo en cualquier lugar de tu casa. 

-Si decides no conservar tu vestido, puedes optar por venderlo, tu coordinadora podrá recomendarte algunas páginas y casas de vestidos usados que podrán comprártelo y así recuperar parte de tu inversión.  También puedes donarlo y hacer que alguien más cumpla su sueño de casarse  con un gran vestido.

Claudia Meroño es una coordinadora de bodas certificada por The American Academy of Wedding Professionals con más de 10 años de experiencia en la organización de eventos y busca romper con la idea de “los paquetes de bodas” e imponer el servicio profesional y personalizado al planear este tipo de eventos.

Más informes con Claudia Meroño www.cm-eventos.com

 

You May Also Like

Los Coppola y Louis Vuitton en Argentina

El director de cine Francis Ford Coppola y su hija Sofía, también cineasta, protagonizaron una sesión de fotos para Louis Vuitton. Las fotografías se tomaron en un típico campo argentino, aprovechando que el realizador se encuentro allí filmando Tetro, su nueva película. La imágenes son de la pr
Read More