Anillos de compromiso: el ABC de los diamantes

La Wedding planner Claudia Meroño nos habla sobre cómo elegir el anillo de compromiso.

 

La coordinadora de bodas Claudia Meroño especialista en toda la planeación nos cuenta sobre el proceso del anillo de compromiso, uno de los momentos más significativos del comienzo de un proyecto.

La mayoría de las parejas inician su compromiso y la planeación de su boda cuando el novio le da a la novia el tan esperado “anillo de compromiso”.

¿Por qué un diamante

Los diamantes son la piedra preciosa más pura que se encuentra en la naturaleza, siendo también la sustancia mas dura, el acero no puede cortarlo y el único material que se puede utilizar para cortar un diamante es otro diamante. Es por lo anterior que hoy en día los diamantes son el símbolo universal para la unión eterna de una pareja.

¿Cómo elegir un diamante?

Para comprar un diamante, no importa solo el tamaño, sino el conjunto de cuatro características conocidas como las 4C’s  y son éstas las que determinan el valor económico: Corte, Color, Claridad y Quilate o peso.

-CORTE: Puede cortarse de varias formas, siendo la mas fina y común el corte redondo o de brillante. Existe también el corte en forma de corazón, cuadrado, en baguette y corte Oval. Algunos otros menos comunes y que pueden afectar en el precio son los de corte en forma triangular.

-CLARIDAD:  Es el reflejo de la pureza de la piedra. Es muy dificl encontrar hoy en día un diamante sin manches , sin embargo mientras menos tenga mayor será su valor económico. La clasificación de claridad de los diamantes es de F1 a PIII . 

F1 significa sin fallas o manchas y son los de malor valor económico porque son difícil de encontrar. 

La clasificación sigue así: F1, IF, VVS1, VS1 , VVS2, VS1, VS2, P1, P2, P3 . Las letras VVS significan Very very small  es decir muy muy pequeñas manchas casi indetectables ,  VS very small que quiere decir muy pequeñas indetectables a simple vista pero si se ven con un lente. Los que llevan la letra P son muy baratos y significa que tienen pequeñas manchas que son visibles a simple vista.

-COLOR: La mayoría de los brillantes son blancos o sin color, aunque algunos tienen tonalidades en amarillo o café. Para ver el color hay que ver el fondo del diamante a contra luz sobre un fondo blanco. La clasificación de color es la letra D a la Z. Los de mayor calidad están entre D y la I. Un diamante Z no es de calidad y es casi en su totalidad amarillo.  Comercialmente los mas comunes son g, h e i.

-QUILATAJE O PESO: Es el tamaño del brillante. Los mas comunes van de .20 a 1 quilate. A mayor tamaño, mayor el precio. Un quilate equivale a 200mg y equivale a 100 puntos, por lo que pueden encontrar el peso en quilates o en puntos.

Tomando en cuenta las 4 características, es conveniente comprar un anillo que se adecúe a su presupuesto pero buscando su mayor valor, es decir, es mejor comprar una piedra mas pequeña pero de clasificación de claridad VSS1 y de color F que uno de mayor quilataje pero de color P. 

Es importante elegir la mejor montura para el brillante, mientras mas lisa sea mejor lucirá el diamante. Un diamante de buena claridad debe ser montado siempre sobre oro blanco o platino, ya que el reflejo del oro amarillo puede hacer que se vea sucio o de baja calidad.

Si buscan una pieza original pueden optar por un anillo con otra piedra como el rubí o el zafiro, que actualmente esta muy bien valorado gracias al anillo de compromiso de  Catalina Duquesa de Cambridge, diseñado para la fallecida Princesa Diana de Gales, fue esta pieza la que puso en la mira nuevamente a los zafiros y tienen un valor similar a los diamantes. 

Al escoger un diamante piensa siempre en que sea un anillo “sin edad” esto quiere decir que se vería igual de bien en una mujer joven que en una persona de la tercera edad. Anillos con monturas de osos, corazones o cualquier detalle infantil o muy moderno puede gustar a los 20 años, pero para cuando lleven algunos años de casados y la mujer sea mayor es probable que ya no quiera usarlo.

Finalmente, es recomendable proteger su inversión, al comprar un anillo de diamantes o argollas de oro  no olvides pedir factura, aunque no será deducible de impuestos, les servirá para demostrar su valor y en caso de así necesitarlo revenderlo, también pidan el certificado y garantía.  Compren en lugares que les ofrezcan servicio de limpieza cada año sin costo. También pueden proteger tu inversión con un seguro, hoy en día pueden asegurarla a nivel internacional con diferentes compañías de seguros, revisen opciones que no son tan caras y que pueden ayudarles a reponerlo en caso de robo o extravío. 

Si están acostumbrados a hacer mucho ejercicio, nadar o viajar mucho les recomendamos hacer una replica de sus anillos de compromiso y matrimonio en plata. El costo es muy bajo y así podrán usarlos en cualquier actividad sin que el cloro, el sudor o los detectores de metales dañen sus preciados anillos.

No olviden, que la mejor opción antes de hacer esta inversión es consultar a un profesional que les ayudará a tomar la mejor decisión sobre esta pieza que simboliza el compromiso de unión eterna. 

Claudia Meroño es una coordinadora de bodas certificada por The American Academy of Wedding Professionals con más de 10 años de experiencia en la organización de eventos y busca romper con la idea de “los paquetes de bodas” e imponer el servicio profesional y personalizado al planear este tipo de eventos.

You May Also Like