Mundiales: Parte 3

De regreso a Europa en 1954, esta vez la anfitriona del mundial fue la pequeña Suiza. En este mundial participaron 16 selecciones, 3 más que en la edición anterior que se celebro en Brasil. El gran favorito para hacerse con aquella Copa del Mundo era la selección Húngara, que llegaba a esta edición
0 Shares
0
0
0

De regreso a Europa en 1954, esta vez la anfitriona del mundial fue la pequeña Suiza. En este mundial participaron 16 selecciones, 3 más que en la edición anterior que se celebro en Brasil.

El gran favorito para hacerse con aquella Copa del Mundo era la selección Húngara, que llegaba a esta edición que un record de 31 partidos internacionales sin conocer la derrota (27 victorias y 4 empates.)

El comienzo de los húngaros se les había dado de una manera inmejorable, aplastando a los coreanos por 9 a 0 y a los alemanes que se estrenaban en estas competiciones y que serian la gran sorpresa del mundial, por 8-3 en la primera ronda.

Pero en semifinales les toco enfrentarse a los poderosos brasileros, que aunque los húngaros consiguieron la victoria, les costó la expulsión de dos de sus jugadores y peleas en el vestuario luego del partido.

La gran final fue contra Alemania, que todavía dolida por el 8-3 de la primera ronda no le perdono ningún error a los húngaros y a tan solo 6 minutos del final, tras empezar el partido abajo por dos goles, logro dar vuelta la historia y hacerse con su primera Copa del Mundo.

La próxima edición de este mundial en 1958 se llevo a cabo también en Europa, pero esta vez en Suecia, y esta edición tuvo algo muy particular, fue el mundial debut de uno de los mejores jugadores de la historia de este deporte: Santos Edson Arantes do Nascimento, Pelé, comenzando a escribir su historia de los mundiales con tan solo 17 años.

Su primer gol en los mundiales llego en cuartos de final ante Gales, dándole a Brasil la victoria y el paso hacia la semifinal, donde les tocaba la poderosa Francia que tenia a los máximos artilleros de esta competición, pero para Pelé eso no era especial, y sentencio el partido marcando 3 goles.

Con el sabor amargo del maracanazo contra Uruguay en 1950, Brasil quería levantar su primera Copa, y en esta ocasión de la mano de Pelé quien ha marcado otros dos goles en la final contra una Suecia que no pudo presentar la mas mínima batalla, a pesar de empezar adelante en el marcador.

You May Also Like