Imagen Personal, la función de los colores

Masaryk TV te da hoy el tip de la semana sobre imagen personal, impartido por Agueda García Irízar, AICI CIP (Certified Image Proffesional), asesora de Imagen Personal, Metas y Color. Hoy hablaremos de la función de los colores. La función de los colores: Entro a un Café, me siento y pido lo

Masaryk TV te da hoy el tip de la semana sobre imagen personal, impartido por Agueda García Irízar, AICI CIP (Certified Image Proffesional), asesora de Imagen Personal, Metas y Color. Hoy hablaremos de la función de los colores.

La función de los colores:

Entro a un Café, me siento y pido lo mío. A dos metros hay una pareja que acaba de llegar y se nota que no son pareja, son socios. Los próximos veinte minutos ella lo quiere convencer de que no lo pelea, sólo quiere hacerle entender qué salió mal, y él se pone a la defensiva y ataca. Cuando me voy, vero que ella está vestida de rojo, él de azul.

Thomas Edison, hace más de 200 años, averiguó que las cosas no «nacen» con color, que las cosas necesitan luz para tener color y para que  veamos el color. Tuvo que descubrirlo Edison para que a la Colorimetría se la considerara cosa seria. Ésta está científicamente comprobada y podemos simplificarla así: el arcoíris empieza por el amarillo de un lado, verde y celeste en el medio, azules y violetas al final.  Las ondas varían de peso, de intensidad.  (por eso, salteándonos varios tomos, a las rubias se las considera más livianas que las brunettes: perceptivamente, son colores de diferente peso).

Los colores que usas producen efectos, envían mensajes clarísimos, te dejan bien o mal parado. Porque además tienes colores en tu cabello, piel y ojos!

La humanidad ha usado colores siempre intuitivamente. Edison nos permitió corroborar lo que vemos a continuación, y está comprobado científicamente: el significado de los colores nos cuenta el porqué de las cosas. El violeta refleja intelectualidad: los obispos usan violeta «obispo», están al final, arriba, con Dios. El violeta está bien lejos del verde, el color de la Tierra, la ecología y lo palpable (y los pecados  carnales, imagínate).

El violeta también te ayudará a presentarte en un examen.  Tengo una clienta argentina que me cuenta que lo vestía pensando que era su color de la suerte. ¡Ahora sabe que no es suerte! Si lo usas, los maestros pensarán que sabes más que otros-hasta que pruebes lo contrario. Porque «tienes la mente elevada» como el mensaje que mandan los obispos.  ¿Qué color usaban los comunes, la gente del pueblo antes? El marrón! Que de seguro es mucho más fácil de obtener de las plantas que el obispo y el azul real (de la realeza, carísimo).

Si yo uso violeta al dar una clase abierta, me tratarán con distancia, no se involucrarán, aunque sí pensarán al verme que sé mucho, repito. Yo, Agueda, prefiero demostrar que sé al auditorio, usando otro color más atrevido (se suponen que los obispos no son atrevidos) como el rojo por partes, o imponente como negro total, blanco total, que son neutros y autoritarios.

El amarillo, entre el verde y el naranja, es vitalidad, alegría. También está visto que estudiando con paredes amarillas se logra mayor rendimiento intelectual, qué paradoja. Ponerlo en los colegios sería entrenar a los maestros a que manejen grupos de niños muy incentivados e inquietos (y felices), algo difícil de materializar en grupos mayores a 15 niños. No es redituable y son pocos los colegios que pueden hacerlo hoy en día. Los estadounidenses venden blocks amarillos para tomar notas, ésa es la razón. ¡Úsalos si puedes!

El amarillo, en publicidad, apela a todos los públicos, es muy masivo. Si tu profesión apela a un nicho, es seguro que no tiene amarillo. ¿Y tu web? ¿Y tu casa?

El celeste y el verde están juntos en el arcoíris.  Si hiciéramos una línea con los colores del arcoiris, estarían en el medio. Los azules relajan, duermen y negocian.

Piensa en usar traje o vestidos azules cuando negocies.  Hay un azul para cada quién, búscalo.  El azul es bueno para negociar. El hombre en el bar se sentía atacado por el rojo de su socia. Ella a su vez, lo sentía negociador, por ello trataba de explicarle las cosas infructuosamente (ver arriba).

El negro es más autoritario, todopoderoso y sólo úsalo si te queda muy bien. Para otros el azul oscuro reemplaza al negro.

El negro es un gran color para comprar telas no costosas, al contrario del blanco, que debe ser de telas de gran calidad para envejecer bien.

Todo blanco es tan autoritario como todo negro. Todo blanco implica más dinero porque cuesta trabajo, tiempo y dinero mantener en forma los conjuntos blancos. No se pueden repetir al día siguiente por obvias razones. Menos para competir con una Novia, todo blanco rara vez está fuera de lugar en climas semicálidos y cálidos. No lo lleves si no está impecable de cerca también, la suciedad tan evidente del blanco te quita poder. Limpio, el blanco total es imparable.

El negro, gris y blanco como sabrás no son colores: el primero es la ausencia de color; el segundo, es la suma de los colores. Ambos son llamados neutros.

El gris, recuerda, suma al blanco y negro, por lo tanto no es un color per se. Los grises negocian, no combaten, no se imponen como el rojo o el violeta, son bien neutros en su significado.

Los neutros pueden ser cálidos o fríos (el gris puede ir con marrón si tiene marrón en él, puede combinar con azul si tiene más negro en él), pero vamos a concentrarnos en los colores del círculo cromático hoy, que no incluye neutros.

El naranja es un color amistoso: la energía divertida e intelectual del amarillo con la pasión del rojo, pero no tanto. Prueba de ir a una fiesta con un vestido o sweater o corbata con naranjas y terracotas, se te acercarán más. Es amistoso y es por eso no cerramos negocios con naranja- tanta sonrisa quita poder. Por algo el pelirrojo de la clase es siempre, de entrada y hasta probar lo contrario, el amistoso, divertido, picarón de la clase. Si le agregas pecas, ¡más! (las pecas entran en una parte de la Imagen Personal que trata las características físicas y su significado y consecuencia: nuestras características físicas las tienen en las mentes de los demás, para bien o para mal).

El rojo está en el grupo de los violetas (La gente que gusta del verde y del azul se aleja del rojo y es en general «centrada», socialmente considerada «estable», no se sale de la norma, no abre puertas a otros ni son sanguinarios o vengativos de corazón, al revés de los que gustan del rojo). El rojo es bueno para abrir un show, llamar la atención normal y la libidinosa, para probar nuevos caminos sin descubrir y apelar al público en general (Coca-Cola).

El error de nuestra protagonista del Café fue ir a negociar una solución vestida de rojo.

¿Y a ti? ¿Qué color te gusta más? Encuentras ahora la relación entre lo que te gusta y te va mejor? Si no es así, puedes consultar tu paleta natural de colores. ¡Los colores facilitan la vida!


Agueda García Irízar, AICI CIP
ASESORA EN IMAGEN PERSONAL, METAS Y COLOR.

www.aguedaimagen.com



You May Also Like