¿Qué viene para el mercado de fusiones y adquisiciones en México?

0 Shares
0
0
0

El mercado de fusiones y adquisiciones se mueve como una ola, aunque con buenas proyecciones para 2023. Entre enero y junio pasado alcanzó 191 operaciones, lo que representó un incremento de 5% en relación con el mismo periodo del año anterior. Por industria, la tecnología de la información (TI) y el ámbito inmobiliario fueron los más activos, con un total de 25 y 23 transacciones, así como con un aumento de 32% y
92%, respectivamente.

Si se analiza el mercado de fusiones y adquisiciones solo en México, es interesante ver
que, en los primeros seis meses del 2022, el país registró 84 operaciones de Venture
Capital valoradas en 1,699 millones de dólares, que representan un aumento de 9% en el número de operaciones, pero un descenso de 14.35% en el capital movilizado año
contra año.


Considerando estas cifras al igual que el contexto económico actual, el capital
empezará a tomar un papel más relevante y a ser más atractivo que contratar deuda.
De acuerdo con Luis Felipe Treviño, managing director de la firma de inversión privada
Beamonte Investments, es conveniente que los negocios busquen métodos externos
de financiamiento cuando necesitan combatir la falta de clientela y liquidez, expandirse,
pagar pasivos e integrar competidores o proveedores.


“El año entrante vamos a ver un reajuste en el volumen de operaciones especialmente
en Venture Capital, con un importante descuento en las valuaciones, como ya está
sucediendo en Estados Unidos y Europa. México va desfazado en el reajuste de las
valuaciones, a principios de este año se rompió la burbuja de las startups”, señala
Treviño.


En consecuencia, el financiamiento para adquisición de empresas será más caro por el
alza de las tasas y muchas empresas dejarán de usar deuda para adquisiciones.

Una de las decisiones más difíciles de un empresario o emprendedor es cerrar las
puertas de su negocio, pero el economista recomienda hacerlo cuando los márgenes
del negocio no dan para tener una utilidad.
También cuando los días de crédito que piden los clientes versus los que la empresa
puede obtener de sus proveedores y/o el costo financiero empieza a comer el margen
hasta descapitalizar el negocio.

Para invertir o no en una compañía, ya sea en rondas semilla o en serie, los
inversionistas valoran los márgenes, las ventas, la capacidad de generación de caja, el
potencial de expansión, los problemas que soluciona la empresa, la población y el
objetivo que tiene a corto, mediano y largo plazo.

En este escenario, lo que determinará el éxito en una estrategia de fusión y
adquisiciones en 2023 es tener claro para qué es la operación: para crecer, para sacar
a un competidor del mercado, para integrar a un proveedor…
“Hay que conocer el valor de los activos, saber hasta dónde estás dispuesto a invertir
por un activo; si estás o no dispuesto a pagar un premium y si existen sinergias
después del cierre que hagan sentido para pagar ese premium por un negocio. La
estructura del financiamiento es importante si es un activo donde vas a poner
relativamente poco capital y lo demás lo puedes pagar con deuda”, concluye el
managing director.

You May Also Like