Piel sana de niños, piel sana de adultos

  • La piel de los niños y niñas es más sensible a los rayos ultravioletas y los cambios de temperatura
  • Hay niños que desde muy pequeños presentan síntomas de piel sensible, descubre como prevenirlo

Bien sabemos que la piel es el órgano más grande que tenemos en el cuerpo; sin embargo, en la piel de los niños y niñas, la epidermis es muy delgada y las células no se encuentran igual de compactadas que las de un adulto, sumado a que las glándulas sebáceas y sudoríparas no están tan activas, lo que produce que su película hidrolipídica que cubre y protege la piel sea limitada, por lo tanto es más sensible a los rayos ultravioletas y los cambios de temperatura.

Al ser piel más sensible, la de los infantes requiere mayor protección y cuidados, incluso se sabe que hay niños que desde muy pequeños presentan síntomas de piel sensible, hiperreactiva o atípica. Lo que les genera incomodidad constante y por ende no pueden disfrutar de una de las mejores etapas de la vida.

De acuerdo con la Federación Mexicana de Dermatología A.C (FMD), es importante humectar la piel de los niños y niñas desde que son bebés, ya que con esto se disminuye el riesgo de que más adelante desarrollen enfermedades como dermatitis atópica.

Cuidar la piel de los pequeños es importante, por lo que existen líneas como Sopharma pH5, que nos ayudan a prevenir afecciones o incluso ser un buen aliado para el tratamiento de las ya diagnosticadas. Sus productos cubren toda la piel de cuerpo, desde la cabeza a los pies. En el marco del Día Universal del niño, 20 de noviembre,  lo celebramos, pero también queremos ser parte de la protección que les brindes. 

Algunos consejos para el cuidado de la piel de los niños y niñas:

  • Lavado de manos. Estamos ante un momento donde el lavado de manos es de suma importancia y esto tiene que ocurrir antes de tocar nuestra piel, pero haciéndolo con productos que no dañen la piel de esa zona, por ejemplo, podemos sustituir el jabón común por un gel de ducha.
  • Crema sí, siempre. Junto con los niños podemos enseñarles cuanto producto poner, ya sea que utilicemos una crema líquida o sólida como las que nos ofrece Sopharma pH5, que además de humectar, hidratan.
  • ¿Por dónde empezar? Esta es buena pregunta, pero no es difícil de responder. Empecemos por la cara y haciendo círculos bajamos hacia las mejillas y después al cuello. Los brazos y piernas se hacen de abajo hacia arriba.
  • Masajea. Es importante que no solo se aplique la crema por aplicar, hay que masajear la piel para que los productos penetren de mejor manera.
  • Espalda. No olvidemos aplicar producto en la espalda y si no alcanzamos, pidamos ayuda, porque también es fundamental esta zona de cuerpo y muchas veces la dejamos sin humectar e hidratar.

La piel de las niñas y niños debe estar cuidada para que de adultos evitemos problemas o afecciones que pudieran hacer incomoda la estancia en la piel.



You May Also Like