Claire Kahn y Andrew Fisher presentan brillante exhibición forjada en oro

Caminando por las increíbles calles de San Miguel de Allende, en donde cada puerta y ventana ofrecen dentro mundos maravillosos e inesperados en las diversas tiendas y galerías por toda la ciudad, me encontré en la calle de Sollano en el número 16, una exhibición que me quitó el aliento, la cual, es parte de una mayor que se encuentra en la reconocida galería Patina en Santa Fe, Nuevo México. En Sollano 16, galería que muestra el fabuloso trabajo de los interioristas Andrew Fisher y Jeffrey Weiseman, encontré el finísimo trabajo de Claire Kahn, un talento joyero como muy pocos.

Al preguntar sobre el trabajo de Claire, me habló sobre la la exhibición: «Una amistad forjada en oro», la cual es la dupla de los maravillosos Claire Kahn y Andrew Fisher la cual prueba que no hay caminos cortos para la excelencia. Nada representa a la pureza intransigente y a la calidad como el oro. Expo con creaciones en oro, que incluyen la joyería de Kahn y las esculturas y tapices de Fisher, son la firma de esta magnífica exhibición. Dos amigos que han estado entrelazados durante 22 años por su amor y estudio del arte. Por mucho de ese tiempo, Kahn, creadoras de fuentes y tratamientos arquitectónicos, y Fisher, un dotado diseñador de interiores, han sido exitosos artistas de San Francisco.

 
¿Cuales son las raíces de una amistad forjada en oro?
Fisher: «Creo que ambos compartimos el amor por los objetos hechos a mano, en particular intrincados objetos hechos a mano. Nuestras sensibilidades son tan similares. Obviamente ambos amamos el lado espiritual del trabajo y el trabajar con las manos de manera repetitiva. El oro nos inspira, seguro, lo cual es una asociación con la iluminación, el poder místico y el glamour. Y el decorado, Claire el cuerpo y yo el espacio en el que vive el cuerpo. Creo que puedo hablar por los dos cuando digo esto: «Nos gusta pensar que somos, de una pequeña manera, creadores de un mundo más hermoso en el que estar».
Kahn: «Nuestra amistad tiene 22 años y nuestros seres queridos son cercanos. Una noche en una cena, Andrew y yo estábamos mirando una pieza de arte que había hecho así como unas fotografías de piezas que había elaborado cuando me dijo: «Me encantaría exhibir en Patina«. Hablé con Allison e Iván en Patina, y amaron el trabajo de Andrew. Unos días después de pensar en ello y hacer conexiones en su mente, Iván nos propuso un show mostrando nuestro talento y es por ello que lo hemos titulado: » Una amistad forjada en oro».

Claire Kahn habla sobre la exposición: «Los visitantes a esta exposición en la Galería Patina en Nuevo México pueden admirar el oro. Todo lo que mostramos en el show tiene una relación con el oro. Hay tal vez un par de piezas que son oro sólido, pero no estoy haciendo principalmente piezas sólidas, quiero que traten sobre texturas. Estoy pensando en la obra de Andrew cuando hago mi trabajo». Fisher por su parte afirma que él hace lo mismo, piensa en la influencia del trabajo de joyería de Claire.

Ambos artistas ponen muchísimo énfasis en el trabajo a mano, lo cual se muestra a la perfección en la obra de ambos. Elegante, seductora y hermosa. Kahn: «Como en un dibujo, hacer crochet con cuentas toma tiempo. El trabajo me da tiempo para ponderar mi próxima pieza. Esto es en parte por lo que soy muy crítica de mi tecnología a pesar del trabajo creativo. La tecnología no da permiso para lo invaluable y precioso elemento de tiempo para considerar a profundidad los pasos siguientes. Andrew y yo somos hacedores de patrones, de estampados. Somos la antítesis de la tecnología».

Fisher: «Somos exactamente el opuesto a la tecnología. Ambos somos orientados hacia el proceso. Claire y yo nos sentamos y tenemos largas pláticas sobre nuestro trabajo. Apreciamos el adorno y el ornamento, ornamento hecho a mano.

Al preguntarles como usan los patrones, la textura y el color para expresar estados de ánimo, sentimiento o sentido de lugar Andrew afirma: » Algunas personas tratan de etiquetar mi arte, los tapices dorados, como trabajo de fábrica. Yo pienso en ellos como trabajo constructivo. Cuando pienso en influencias, me acuerdo de las armaduras de caballeros ancestrales, tal vez cotas de malla de estas armaduras. Recuerdo haber visto una pieza de una armadura China o Japonesa, pensé que era hermosa y tan intrincada.

Kahn por su parte añade: «Lo más cercano a expresar un estado anímico es a través de color o contraste. Las piedras que uso informan color. El patrón simplemente me llega. Estaré inspirada con la idea sobre una interesante combinación de color, o una progresión de patrón que exploraré para después hacer numerosas variaciones sobre ello. Tal vez crezca y se desarrolle en algo nuevo.

Durante la conversación Fisher añade: «Yo combino varios componentes de diversas maneras en cada pieza. Comienzo por una hoja de papel para después yeso, pintura y finalmente la doro. Corto pequeños cuadros y pinto los lados de cada uno con una pluma. Después cada pieza está estropeada o no. Los alambres de latón son para hacer aretes. Sumerjo cada uno múltiples veces en yeso para después pintarlo y dorarlo. El tamaño de la pieza esta determinado por mi elección de tela, manta, algodón o lino. Después trabajo en los bordes y al tiempo la pieza es enyesada, pintada y dorada. Para algunos pinto un grapho con tinta roja y uso diferentes marcos de acero en diversas formas, sello, aplico yeso y doro los marcos. En algunas otras coso los pequeños cuadros al igual que los pego en la tela. El acero es cocido también». El trabajo de Andrew Fisher es increíble, maravilloso, espectacular.



Kahn: «Quise que esta exposición fuese sexy. Diseñé cada pieza para ser deliciosa usando cuentas de semillas de oro que están disponibles en oro de 24 kilates sobre vidrio. En esta colección incluyo oro, diamantes y otras gemas preciosas para embellecer el trabajo con ornamentos, charms y acentos. Presentando collares con brazaletes a juego. Para la serie titulada «Cambray», realicé seis piezas, tres juegos. La idea de Cambray viene de las telas de seda que se tienen origen en Camboya. Los hilos de seda están tejidos en dos colores. La deformación es una y la trama otra. El ojo mezcla los dos colores porque las fibras de la seda son tan finas, como un hilo, pero a manera en que mueves la tela, uno u otro color dominan. Cada pieza usará oro y otro color del grupo. Una será oro y rosado y su pieza par será con acentos de rubí. Otra hará lo mismo pero con oro y verde y será emparejada con azul y acentos de zafiro. Pensé en hacer una serie de oro en oro donde el interés surja de la textura de la superficie, eso en respuesta al trabajo de Andrew. Estas piezas tienen cuentas de diferentes formas y tamaños para crear interés en la superficie». «Que belleza!

Sobre la influencia del trabajo de estos dos maestros de lo hermoso y sofisticado Kahn afirma: «El crochet con cuentas es como el micro mosaico; cientos de pequeñas cuentas unidas para crear una sola expresión. Es la naturaleza del proceso del crochet y el trabajo con cuadrícula, pero con un sistema en el cual creo mi trabajo que es más implícito, misterioso, visualmente impredecible y aún, sorpresivo. Mi trabajo ha sido estructurado, geométrico, una respuesta para la inspiración y tratamientos urbanos e históricos por otros «la mano del hombre». Por ejemplo esta Lydia, un patrón inspirado por el tejido de mi madre; Mughal, inspirado por la antigua joyería real del Norte de la India; Batlló, el trabajo del arquitecto español Antonio Gaudí; Folon, basado en las progresiones de colore del pintor Jean Michel Folon. Ahora estoy buscando un nuevo patrón, o ideas de anti-patrones. Estoy viviendo en un lugar menos ordenado, menos predecible y más suave. Este ambiente requiere que yo mire patrones que parecen más random y orgánicos, aunque no lo son, pueden ser.

Fisher: «Vivo el 70% del año en San Miguel de Allende. ¿Influencía México mi trabajo? Si y no. Probablemente estoy influenciado por un tipo inesperado – sensibilidad más que la influencia de color, patrones o material. Amo las artesanías hechas a mano, en México son super orientados en el trabajo hecho a mano, eso me influencia.

Andrew Fisher ganó su Maestría en Arte con honores en escultura, dibujo y artes en metal en el California College of the Arts. En su estudio practica pintura, escultura y el diseño y elaboración de extraordinarias piezas de mobiliario e iluminación. Simultáneamente ha conseguido amplio reconocimiento con sus proyectos de interiorismo.

 

Claire Kahn estudió diseño en la Universidad de Stanford. De 1977 to 1984, Kahn trabajó en la firma de arquitectura worked Skidmore, Owings and Merrill como diseñadora gráfica. Desde 1985, Kahn ha trabajado en su firma de diseño de fuentes, WET, actualmente trabaja como Diseñadora Ejecutiva. En esta firma ha diseñado fuentes como la del World Trade Center de Barcelona, la del Columbus Circule en Nueva York, las fuentes del Bellagio en Las Vegas.

Patina Gallery. 131 West Palace Ave. Santa Fe, NM. 87501

You May Also Like