Una Navidad de cuento con Le Bristol Paris y L’Apogée Courchevel


image005

Vivir una Navidad mágica y fuera de lo común, con 9 días excepcionales y de sueño, es la original propuesta de Le Bristol Paris y L’Apogée Courchevel.

Oetker Collection y la agencia Family Twist se imaginaron una “pequeña locura” para vivir intensamente en familia durante una semana, entre los majestuosos picos de los Alpes y de Ciudad Luz, del 18 al 26 de diciembre.

La experiencia comenzará el 18 de diciembre, durante tres días en l’Apogée Courchevel, sublime chalet de piedra y madera, instalado de la cima del antiguo trampolín olímpico. Con sus cuartos de diseño chic y contemporáneo bajo la firma india Mahdavi, este capullo cosy con una atmósfera acogedora ofrece vistas espectaculares del valle y del pueblo, un acceso directo a las pistas y un spa de sueño.

Esquiar sobre bellas pistas con un campeón

El 19 de diciembre, esquiar sobre uno de las estaciones de esquí más grandes del mundo, con todo un equipo listo para acompañar a un campeón de ski. El Tea Time se hará en las alturas instalados en plena montaña, en un lugar exclusivo, para degustar un té o un chocolate caliente con vista a los picos de las montañas. Entre dos bajadas, se llegará a Méribel en trineo con perros y un chofer privado su guía les conducirán hasta Courchevel para un paseo o un shopping de lujo.

image003

De los Alpes a Paris en helicóptero y jet privado

El sueño de Navidad se llevará a cabo en la ciudad más bella del mundo. La familia volará en helicóptero el 21 de diciembre a el aeropuerto de Chambéry, y a bordo de un jet privado, con destino a París.

Un palacio de leyenda

Después de una recepción VIP en Bourget, la familia llegará a Faubourg Saint-Honoré, para tomar posesión de la Suite Panorámica en el Bristol de París.

Volverse estrellas de cine y regresar en el tiempo

El 22 de diciembre, como Woody Allen en el Bristol, hacer su propia versión de la película “Midnight in Paris” será posible, con un verdadero equipo técnico, un maquillista, un peinador y un estilista para el vestuario. Algunos días más tarde, tendrán una cita en la sala de cine privada, para ver el resultado degustando palomitas de maíz. Al día siguiente, 23 de diciembre, una búsqueda del tesoro en el corazón de París, entre pasadizos secretos y galerías misteriosas, en medio de comediantes en túnicas no seguirá siendo un sueño, ni visitar lugares escondidos en l’Opéra Garnier que siempre está prohibido, pero no para nuestros huéspedes.

Esta semana, los invitados atravesarán París en carroza hasta el museo Jacquemart André, reservado en su totalidad, será una realidad y mismo podremos cenar y bailar en medio de músicos y bailarines.

image007

Pintar tu retrato por un artista y aprender del arte de la pastelería con un chef

El 24 de diciembre, mientras que se acerca Navidad, nos sumergimos en el encanto bohemio y la historia de Montmartre: el Sagrado Corazón, los cabarets, los artistas de la calle. Desayuno en una espléndida mansión de la colina, en la cual un talentoso artista vendrá a dibujar el retrato de la familia y después irán a un departamento típico parisino, con un rato de clase de pastelería privada, seguida de una degustación. Por fin en la noche, una cita en la Suite de Bristol metamorfosead en un show privado para una presentación exclusiva de colecciones de la marca de prêt à porter para niños Tartine et Chocolat. Después de una sesión de estilo, todo el mundo estará listo para vivir una maravillosa cena de festejo, en el restaurante con tres estrellas Epicure.

Después de una dulce velada de nochebuena, el 25 de diciembre, París se entrega completamente a los huéspedes. Su chofer y guía privado, a su disposición durante todo el día, los conducirán por donde quieran para tener una jornada personalizada en la capital, puntualizado por un desayuno refinado de Café Antonia.